viernes, 7 de diciembre de 2007

Excusas divertidas

"Es que por las mañanas mi lengua se vuelve loca y dice tonterías" (Francisco Javier, después de haber dicho "tonta" a una compañera).

"No quería hacerla daño. La agarré porque creí que era una barandilla" (Jorge, después de haber estirado del pelo a Carolina).

4 comentarios:

Maru dijo...

Jajaja, siempre reviso tu blog y escribes poco, pero me divierto mucho leyendo las aventuras de tus niños.

besitos

kissu&padam dijo...

qué ingeniosos que son... ojalá escribieras más a menudo!

saludos

seraim dijo...

jajaja qué bueno maestla!!! :D si es que con estas cosas que te pasan cómo aburrirse contigo??? Besos ;)

my'sk dijo...

niñaaa hay que escribir más cositas, que tienes abandonados a tus lectores/as... :)

Un besito